domingo, 2 de marzo de 2008

Striptease


Espero nervioso sentado en su sofá azul. Dice que me va a hacer algo especial, pero no me ha dicho qué. Cuando vuelve de la habitación, lleva una ropa diferente, una camiseta negra de tirantes, unos guantes largos, una faldita de volantes muy corta de color azul marino, medias negras y zapatos de tacón. Joer! ¡Que buenorra está! Trae, aparte de una resplandeciente sonrisa iluminando su carita, un disco grabado alrededor de su dedo, cual Donut.

Se inclina sobre el equipo y lo pone. Comienza a sonar una música extraña, como de gospel, estoy extrañado...¿Qué es esto? Baja la persiana, queda un ambiente en penumbra muy agradable, se acerca una silla al centro de la sala y se sienta en ella, inclinandose hacia adelante, esperando, su larga melena cuelga entre sus piernas.

De repente, la canción que suena es diferente, un bajo muy potente marca un nuevo ritmo, muy sensual, de striptease.

Ella se alza, levantando la cabeza en un giro de efecto. Wow! Dios! ¡Ha cambiado! Ya no es la chiquilla simpática de hace un momento, ¡es una Diosa! Me mira provocadora mientras se acaricia el pelo, el cuello, va bajando por su cuerpo. Sus piernas se abren levemente... ¿braguitas negras de encaje? ay, ay, ay.... Recorre sus piernas, muy sexy hacia el centro de su cuerpo, de abajo a arriba, no pierdo de vista esa mano, de los zapatos a la pantorrilla, al muslo, a la gloria de su entrepierna. Me estoy volviendo loco. Quiero saltar sobre ella, besarla, hacerla mía , ¡pero ya!

Se levanta, se contonea, da vueltas. ¡Creo que se me van a caer los ojos en cualquier momento! Se levanta brevemente la faldita, mostrándome incitante ese culazo enmarcado por las medias. Y sí, braguitas negras de encaje.

De nuevo de cara a mi, ataca el primer estribillo con una mirada pícara mientras se desprende de sus guantes, cual Gilda vestida de Madonna ochentera, el primero de un tirón, salvaje, dándole la vuelta, cae junto a ella, el segundo más despacio, sacando uno a uno los dedos y estirando de él, y sacudiéndolo ante mi cara de asombro, restalla en el aire cual látigo antes de caer en mi regazo.

Se quita la camiseta negra mientas su cuerpo se sigue moviendo muy sensual y bajo ella aparece... ¡otra camiseta! De satén, de un azul brillante, con encaje negro adornando su escote y un dibujo de leopardos. Le va muy entallada, marca perfectamente el volumen de sus pechos y su cintura tan pequeña. Buff!...
Ahora es la falda la que va bajando hasta sus tobillos y es lanzada lejos de una patada. No la echare de menos, créeme. Se apoya en la pared, va subiéndose la camiseta y se la quita también.

Ver sus magnificas tetas aprisionadas en un sujetador negro me hace salivar. Sus labios, prometedores, lujuriosos, van cantando la letra de la canción. No tengo ni puta idea de lo que dice pero, ¿crees que me importa? Habla, habla, chiquita, que cuando te pille no vas a decir nada más...Mentira, algo sí he entendido: "I am the damage, I am the relief": soy el daño, soy el alivio... Uff! Sí que me estoy poniendo malo, sí...

Se sujeta al marco de la puerta y mueve su pelvis como si fuera una de esas barras que salen por la tele, follándoselo, acariciándolo, hace ademán de lamerlo... eso lo ha copiado de "Showgirls" jejeje Se gira, frota su culo con él mientras se toca. Joder! No me queda sangre en el cuerpo, toda se ha ido para el mismo sitio. Tengo la polla como un litro vino. ¡Qué digo litro, como una garrafa entera!

Se acerca a mi. Se da la vuelta, desabrocha su sujetador, juega con él antes de quitarselo, un tirante, el otro, se restriega los pezones con él.... Ufff! ¡Qué maravilla de tetas! Qué cara más expresiva tiene la cabrona, se lo está pasando genial de verme aquí embobado y cachondo, no puede evitar sonreír. De lado, empieza a bajarse las bragas. Cuando llega a la altura de las rodillas enlaza sus muñecas en ellas, como si estuviera atada y sacude su trasero. Dios! ¡Cómo lo voy a azotar en cuanto te ponga las manos encima!

Las braguitas acaban por caer, ella sigue bailando, tan sexy que me falta el aliento. La canción ataca su parte final, un trozo guitarrero. Ella se tira al suelo, las rodillas bien separadas, mostrandome el esplendor de su sexo húmedo, está temblando, hace ademán de masturbarse para mi, sus uñas rojas arañan su piel, agita su pelo, no puedo más, la quiero junto a mi, sobre mi, y parece que lea mis pensamientos, pues se va acercando, una gata salvaje, una pantera que me va a devorar, besa mis pies, me acaricia las rodillas, desabrocha mi pantalón. Mi tranca sale a saludarla con alegria, y por fin siento su boquita lujuriosa comerme entero al ritmo de la música. Mmmm! Si no se acaba pronto, me correré aqui mismo...

Termina la canción, me toma de la mano, me dejo guiar por el pasillo hacia su habitación, siguiendo la flecha rosa ante mi, que apunta a ese culazo y esas piernas, sabiendo lo que me espera...¿o no? Con ella nunca se sabe, le gusta tanto sorprenderme...

Para los curiosos, mi canción es "I am an illusion" de Rob Thomas. Pero se pueden usar otras, claro.

4 comentarios:

roberto dijo...

No coneixo la canço, me la posaras en directe mentres.... Potser millor que no, crec que em desmaiaria.

Puc fer-te un vers?

Tu mirada aterciopelada,
tu movimiento insinuante,
verte es una gozada,
tocarte es alucinante.

Camina hacia mi tranquilamente,
mirame fijamente,
recuerda que eres mi... musita,
te comere enterita!!!

Petonets preciosa!

tTiger dijo...

clic, clic, clic...

- Servicio de emergencias ¿en qué puedo ayudarle?

- Por favor, mande a los bomberos. Estoy ardiendo

- Hasta que lleguen, échese al suelo y ruede para que se apaguen las llamas.

- Estoy pegado a la silla y no puedo moverme.

- ¿Tiene un extintor a mano?

- Ya lo he probado y no es suficiente

- Los bomberos ya van en camino ¿pero qué le ha pasado?

- Ha sido Nikki, ha sido Nikki, ella me ha prendido fuego. Los bomberos no pueden apagarlo. Tráiganla a ella. Sólo ella puede.

- ¿Nikki? ¿Quién es Nikki? No sabemos dónde está.

- Pues mire...

Que la detengan
me ha robado la calma,
se ha llevado mi alma
y no me ha dejado na.

;)

Nikki dijo...

Jajajaja Muchas gracias! Me encantan vuestras ocurrencias! jijiji Sé que más de uno me recordará cuando lea esta historia... de echo, se de uno que hasta lo tiene grabado con el movil... y si algún dia lo cuelga en Internet lo mato! jajajaja Besos, wapis!

tTiger dijo...

Yo ya me he descargado la canción jejeje, y ahora sólo me dejo llevar por la imaginación... :D

Besos para ti, traviesa